EL EVANGELIO DE LA TRANSFIGURACION

Quiso el Señor con su Transfiguración en el Monte Tabor animar a sus discípulos, fortalecerlos y prepararlos para lo que luego iba a suceder en el Monte Calvario.

 

Nada más comenzar el camino de la cruz, Jesús ya nos propone el destino último de este camino: su gloria y nuestra gloria.

La transfiguración es un acontecimiento clave, no sólo en la misión salvadora de Jesús, que el Padre le confió, sino también por la experiencia de fe de los discípulos, que caminan con él hacia la misma meta, y de toda la comunidad de los creyentes que peregrinamos hacia la Pascua eterna.

Y así el Señor guía a los apóstoles hacia la comprensión de lo que está a punto de cumplirse, de manera que se conviertan en sus «compañeros» en el camino que va recorrer hasta sus últimas consecuencias.

En este camino hacia la cruz hay una pausa. Jesús sube al monte con sus discípulos más fieles: Pedro, Santiago y Juan. Allí, por breves instantes, les hace entrever su destino final: la gloria de la resurrección. Pero les anticipa que antes es necesario seguirlo a lo largo del camino de la pasión y de la cruz. Con esta experiencia los prepara para el duro calvario que han de vivir.

Jesús nos invita al Tabor, a una experiencia gozosa, a subir con él a la montaña, a contemplar la manifestación del Padre.  Subir a la montaña, símbolo de grandeza y de gloria, supone elevación, retiro, anhelo de limpieza y belleza, silencio gratificante y oración, paz y esfuerzo, tensión y superación en el ascenso, lucha contra la comodidad, mirar la cima... avanzar  siempre hacia arriba.

Pero el Tabor es el punto de partida, no un lugar para quedarse. Hay que bajar a la realidad, regresar al desierto y a la lucha de cada día. El ascenso, el encuentro con Dios, nos ayuda a eliminar temores, nos da fuerza y ánimo para seguir adelante y ser coherentes en la vida diaria con nuestra fe.

Jesús nos invita a no instalarnos en nuestras tiendas de comodidad y egoísmo, de insolidaridad y rutina... Nos anima a bajar de las nubes e implicarnos en la realidad de la vida cotidiana; nos compromete a anunciar y vivir la Buena Nueva de salvación, con rostro alegre y “transfigurado”. Hay que continuar el camino. Sigamos a Jesús, ya que él nos precede y acompaña.

 

+ Juan Navarro Castellanos

Administrador Apostólico

 

 

  COMUNICADOS

 DAR CLICK EN LA IMAGEN PARA LEER LOS COMUNICADOS 6 Y 7

 

 

  

VIRGEN DEL DIVINO AMOR 

ORACIÓN DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CONTINGENCIA DEL CORONAVIRUS

Oh, María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.

 

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

 

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

 

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos , a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

 

 Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestra súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, oh Virgen gloriosa y bendita.   

 

DURANTE LA CUARENTENA

VEAMOS PELÍCULAS RELIGIOSAS

   

RELEVANTES

  • VOZ DEL OBISPO

    Semanalmente el Sr. Obispo, Don Juan Navarro Castellanos, se dirige a los Sacerdotes, religiosas, agentes de pastoral y feligresía en general de todo el territorio de la Diócesis de Tuxpan, que pastorea con solicitud y entrega. 

    Su cápsula semanal y su homilía dominical dan cuenta de la riqueza de su mensaje y su amor paternal a la grey de esta amada diócesis.

     
  • Tres pequeñas cosas para hacer la paz

       
    PAPA FRANCISCO
    MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE
    Tres pequeñas cosas para hacer la paz
    Leer más...
     
  • MENSAJE DEL SANTO PADRE

     

    FRANCISCO
    PARA LA CELEBRACIÓN DE LA
    54 JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

    1 DE ENERO DE 2021

     

    La cultura del cuidado como camino de paz

    Leer más...
     
  • ORACIÓN POR LOS ENFERMOS

     

    Señor Jesucristo, que para redimir a los hombres y sanar a los enfermos quisiste asumir nuestra condición humana, mira con piedad a N., que está enfermo y necesita ser curado en el cuerpo y en el espíritu.

    Leer más...
     
JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com