Oh, María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.

 

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

 

 

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

 

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos , a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

 

 Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestra súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, oh Virgen gloriosa y bendita.   

  • PERMANEZCAN EN MI AMOR/MAY9

    PERMANEZCAN EN MI AMOR

    Amigos, los saludo con mucho gusto para hablarles del amor, un valor fundamental. Se trata de un valor humano y espiritual sumamente importante, un valor esencial, algo sin lo cual nuestra vida no tiene sentido

    Leer más...
     
  • PERMANEZCAN EN MI AMOR/9may

    PERMANEZCAN EN MI AMOR

    San Juan centra su evangelio y sus cartas en el tema del Amor. Y termina convenciéndonos de que el Amor de Dios y el amor a Dios son la misma cosa.   Hoy el Evangelio nos trae parte de aquel discurso profundo que pronunció el señor en la Ultima Cena. (Jn 15, 9-17). Las palabras de Jesús parecen repetirse, pero cada línea tiene su matiz y su significado: “Permanezcan en mi Amor.  Si cumplen mis mandamientos permanecen en mi Amor, lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su Amor” (Jn. 15, 9-10). 

    Leer más...
     
  • UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO/MAY2

    UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO

    El evangelio de san Juan propone insistentemente el tema del Amor.  Nos dice. “Permanezcan en mi Amor.  Si cumplen mis mandamientos permanecen en mi Amor, lo mismo que Yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su Amor” (Jn. 15, 9-10). 

    Leer más...
     
  • UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO/may2

    UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO

    El Evangelio de hoy nos presenta a Jesús que nos dice «Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer». Cuentan que, en una procesión de Corpus Christi, todo estuvo ben organizado. Monaguillos, incienso, custodia especial para esa ocasión, el párroco al frente de la procesión; mucha gente. Todo maravilloso.Pero de vuelta a la sacristía, el sacerdote se da cuenta que había olvidado poner a Jesús Sacramentado.Estuvo todo, pero faltó lo esencial. Y nadie lo había notado: ¡faltaba Jesús!.

    Leer más...
     
JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com