DICIEMBRE

 

 

 El Adviento es el tiempo de preparación para la llegada de la Navidad y el nacimiento de Jesús. Es un periodo de cuatro semanas dentro del Calendario Litúrgico de la Iglesia Católica.

La palabra Adviento proviene del latín ad-venio, que significa venir o llegar. Con este periodo inicia el año litúrgico de los católicos.

 

La Corona de Adviento proviene de una tradición pagana de Europa, en la cual se encendían velas durante el invierno para representar al dios fuego del Sol, a fin de que regresara con su luz. 

Los primeros misioneros retomaron esta tradición para evangelizar. 

 

CICLO LITÚRGICO

A inicios de diciembre de 1531, la Virgen de Guadalupe se le apareció a Juan Diego mientras caminaba por el cerro del Tepeyac hacia la Ciudad de México, y le dijo: “Juanito, el más pequeño de mis hijos: yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en mí confíen. Ve donde el señor obispo y dile que deseo un templo en este llano. ¡Anda y pon en ello todo tu esfuerzo!”.

 

 

 

  LIBROS Y DOCUMENTOS DIOCESANOS

    

 GAUDETE ET EXSULTATE

CHRISTUS VIVIT

   MENSAJE DE LOS OBISPOS DE MÉXICO POR EL DIA MUNDIAL DEL AMBIENTE

CARTA APOSTÓLICA APERUIT ILLIS

INSTRUMENTUM LABORIS SINODO AMAZONÍA

  

 

Se llama Año Litúrgico o año cristiano al tiempo que media entre las primeras vísperas de Adviento y la hora nona de la última semana del tiempo ordinario, durante el cual la Iglesia celebra el entero misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su última y definitiva venida, llamada la Parusía. Por tanto, el año litúrgico es una realidad salvífica, es decir, recorriéndolo con fe y amor, Dios sale a nuestro paso ofreciéndonos la salvación a través de su Hijo Jesucristo, único Mediador entre Dios y los hombres.



En la carta apostólica del papa Juan Pablo II con motivo del cuadragésimo aniversario de la constitución conciliar sobre la Sagrada Liturgia, del 4 de diciembre de 2003, nos dice que el año litúrgico es “camino a través del cual la Iglesia hace memoria del misterio pascual de Cristo y lo revive” (n.3).


El Año Litúrgico tiene dos funciones o finalidades:


a) Una finalidad catequética: quiere enseñarnos los varios misterios de Cristo: Navidad, Epifanía, Muerte, Resurrección, Ascensión, etc. El año litúrgico celebra el misterio de la salvación en las sucesivas etapas del misterio del amor de Dios, cumplido en Cristo.

b) Una finalidad salvífica: es decir, en cada momento del año litúrgico se nos otorga la gracia especifica de ese misterio que vivimos: la gracia de la esperanza cristiana y la conversión del corazón para el Adviento; la gracia del gozo íntimo de la salvación en la Navidad; la gracia de la penitencia y la conversión en la Cuaresma; el triunfo de Cristo sobre el pecado y la muerte en la Pascua; el coraje y la valentía el día de Pentecostés para salir a evangelizar, la gracia de la esperanza serena, de la honestidad en la vida de cada día y la donación al prójimo en el Tiempo Ordinario, etc. Nos apropiamos los frutos que nos trae aquí y ahora Cristo para nuestra salvación y progreso en la santidad y nos prepara para su venida gloriosa o Parusía.


En lenguaje más simple: el Año Litúrgico honra religiosamente los aniversarios de los hechos históricos de nuestra salvación, ofrecidos por Dios, para actualizarlos y convertirlos, bajo la acción del Espíritu Santo, en fuente de gracia divina, aliento y fuerza para nosotros:

En Navidad Se conmemora el nacimiento de Jesús en la Iglesia, en el mundo y en nuestro corazón, trayéndonos una vez más la salvación, la paz, el amor que trajo hace más de dos mil años. Nos apropiamos de los mismos efectos salvíficos, en la fe y desde la fe. Basta tener el alma bien limpia y purificada, como nos recomendaba san Juan Bautista durante el Adviento.


En la Pascua Se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, sacándonos de las tinieblas del pecado a la claridad de la luz. Y nosotros mismos morimos junto con Él, para resucitar a una nueva vida, llena de entusiasmo y gozo, de fe y confianza, comprometida en el apostolado.


En Pentecostés Se conmemora la venida del Espíritu Santo, para santificar, guiar y fortalecer a su Iglesia y a cada uno de nosotros. Vuelva a renovar en nosotros el ansia misionera y nos lanza a llevar el mensaje de Cristo con la valentía y arrojo de los primeros apóstoles y discípulos de Jesús.


Gracias al Año Litúrgico, las aguas de la redención nos cubren, nos limpian, nos refrescan, nos sanan, nos curan, aquí y ahora. Continuamente nos estamos bañando en las fuentes de la salvación. Y esto se logra a través de los sacramentos. Es en ellos donde celebramos y actualizamos el misterio de Cristo. Los sacramentos son los canales, a través de los cuales Dios nos da a sorber el agua viva y refrescante de la salvación que brota del costado abierto de Cristo.

 


Podemos decir en verdad que cada día, cada semana, cada mes vienen santificados con las celebraciones del Año Litúrgico. De esta manera los días y meses de un cristiano no pueden ser tristes, monótonos, anodinos, como si no pasara nada. Al contrario, cada día pasa la corriente de agua viva que mana del costado abierto del Salvador. Quien se acerca y bebe, recibe la salvación y la vida divina, y la alegría y el júbilo de la verdadera liberación interior.

 FUENTE: CATHOLIC.NET

  Rezar por nuestros difuntos, es una obra de misericordia

 

 

CAPSULA SEMANAL EN AUDIO

In order to view RSCoolMp3Player you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

VISITAS

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea

User Login

 

Actividades de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción

Santa Iglesia Catedral

  

  

 

HOMILÍAS

  • VIVAMOS SIN MIEDO AL FUTURO

     

    El tema del fin del mundo ha estado siempre presente, de alguna manera, en la mente de los seres humanos. Basta con poner en cualquier buscador de internet el tema “fin del mundo” y saldrán miles de referencias. La Palabra de Dios, que la liturgia nos propone este domingo, nos invita a vivir sin miedo al futuro, confiando en la providencia de Dios.

    Leer más...
     
  • CAMINAMOS HACIA LA VIDA ETERNA

     

    El año litúrgico va llegando a su fin, y en estos tres últimos domingos reflexionaremos sobre la muerte, o el paso a una vida diferente. La palabra de Dios nos invita a reafirmar nuestra fe en la vida eterna, a creer en Jesucristo, porque él es camino, verdad y vida. La Iglesia, no pretende acorralar entre miedos y amenazas la libertad del ser humano, pero no calla sobre la suerte feliz o infeliz que a todos nos espera después de la muerte, en la casa del Padre, en la que Jesús nos espera.

    Leer más...
     
  • DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES 2019

     

    El Domund es una fecha en que, de un modo especial, la Iglesia universal reza por los misioneros y colabora con las misiones. Se celebra en todo el mundo el penúltimo domingo de octubre, el “mes de las misiones”. 

    La Iglesia tiene la tarea o misión de llevar el Evangelio a todo el mundo. Llamamos “las misiones” a los territorios donde esa misión está comenzando y por eso es necesaria la ayuda personal de los misioneros y la ayuda económica de la Iglesia universal.

    Leer más...
     
  • VETE EN PAZ TU FE TE HA SALVADO

     

    Las Lecturas de hoy nos hablan de dos sanaciones: una narrada en el Antiguo Testamento -la del leproso Naamán- y otra del Nuevo Testamento -la de los diez leprosos. Con motivo de estos textos es bueno referirnos a las maneras en que Dios puede sanar.  Vemos cómo en la Primera Lectura (2Re. 5, 14-17) el Profeta Eliseo pide al Naamán que vaya a bañarse siete veces en las aguas del río Jordán y, luego de hacerlo -dice la Escritura- “su carne quedó limpia como la de un niño”. 

    Leer más...

RELEVANTES

  • Tres pequeñas cosas para hacer la paz

       
    PAPA FRANCISCO
    MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE
    Tres pequeñas cosas para hacer la paz
    Viernes, 26 de octubre de 2018 Fuente:  L’Osservatore Romano, ed. sem. en lengua española, n. 31, viernes 2 de agosto de 2019
    Leer más...
     
  •  Encíclica QUAS PRIMAS del Sumo Pontífice PÍO XI sobre la Fiesta de Cristo Rey

     

    Ha sido costumbre muy general y antigua llamar Rey a Jesucristo, en sentido metafórico, a causa del supremo grado de excelencia que posee y que le encumbra entre todas las cosas creadas. Así, se dice que reina en las inteligencias de los hombres, no tanto por el sublime y altísimo grado de su ciencia cuanto porque El es la Verdad y porque los hombres necesitan beber de El y recibir obedientemente la verdad

    Leer más...
     
  • ORACION POR LOS JÓVENES

    ¡Padre Santo! te pedimos por los jóvenes,
    que son la esperanza del mundo.

    No te pedimos que los saques de la corrupción
    sino que los preserves de ella.

    ¡Padre! No permitas que se dejen llevar

    por ideologías mezquinas.

    Que descubran que lo más importante
    no es ser más, tener más, poder más,
    sino servir más a los demás.

    ¡Padre! Enséñales la verdad que libera,
    que rompe las cadenas de la injusticia,
    que hace hombres y forja santos.

    Leer más...
     
  • LECTURAS 1-9 NOVIEMBRE

    Lecturas del Viernes 1 de Noviembre de 2019

    (30ª Semana. Tiempo Ordinario)

    + Mateo 5, 1-12

    Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él. Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

    Leer más...
     
JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com